Prestamo joven

Empresa
Plazo devolución
Importe
TAE
ASNEF
Aprobación
Fidinda
3.5
Opiniones: 0
212
Plazo devolución
90-730
Importe
hasta 5.000€
TAE
79,6%
Tiempo de espera
30 minutos

En España, a nivel laboral, hablar de juventud es lo mismo que hablar de inexperiencia.

Sin embargo, nadie nace sabiendo y todo el mundo necesita una primera oportunidad, un primer empujón, para demostrar su valía y cualidades.

Si eres una persona joven ya conoces todas las dificultades porque es muy complicado tomar las riendas de tu propia vida, porque nadie confía en ti y todo el mundo cree que tu inexperiencia es tu peor debilidad.

Las pocas oportunidades profesionales que surgen provocan además mucha frustración: como no tienes experiencia, cobras poco y apenas tienes dinero para cubrir unos pocos gastos personales.

Y sin dinero no hay forma de ser independiente.

Así que no te queda otra que seguir viviendo en casa de tus padres.

Tu gran anhelo es demostrarle al mundo que has madurado y que puedes ser independiente, pero la sociedad te lo impide.

Encima la sociedad os mete a todos los jóvenes en el mismo saco, insinuando que no trabajáis porque no queréis, que no os tomáis las cosas en serio y que os habéis acostumbrado a que os lo den todo hecho. 

Lo peor es que, si en un momento dado te encuentras en apuros económicos, tan solo saldrán en tu ayuda tus padres o algún amigo de confianza que te pueda hacer un pequeño préstamo.

Sin embargo, no siempre te pueden ayudar los amigos o los familiares.

Para esos casos, en los últimos tiempos ha surgido una nueva modalidad de créditos pensados para gente como tú.

Te estoy hablando de los préstamos para jóvenes, que puedes encontrar en esta sección de Dinero Rápido.

De hecho, hemos creado un ranking en el que compilamos toda la información que te hace falta para que puedas elegir el mejor préstamo joven que se adapte a tus necesidades.

¿Eres joven y necesitas dinero para salir de un apuro? Pues la solución la tienes en esta misma página.

Características de los préstamos para jóvenes sin trabajo

Aunque los bancos y entidades financieras de toda la vida han dejado siempre de lado a grandes sectores de población como el que conforman los jóvenes sin trabajo, ahora están apareciendo nuevas financieras que se han dado cuenta de que una persona joven no es insolvente por naturaleza.

Ya hemos visto que los jóvenes suelen tener bastantes problemas para hacer frente a un gasto inesperado o a un problema económico urgente, puesto que solo pueden recurrir a la ayuda de familiares y amigos.

Pero no todo el mundo tiene un amigo que le pueda prestar dinero.

Por eso, las nuevas compañías fintech que empiezan a operar en España están fijando su atención en este segmento de población que hasta ahora había sido ninguneado por los bancos tradicionales.

Préstamos sin intereses para jóvenes sin trabajo

Préstamos para estudiantes

La veta comenzó a explorarse a través de los préstamos estudiantiles, muy populares en otros lugares del mundo, pero que aquí han sido meramente testimoniales hasta hace unos años.

Este tipo de créditos están dirigidos a personas jóvenes que quieren estudiar una carrera universitaria, pero que no tienen recursos suficientes para hacerlo.

Hasta la aparición en España de estos préstamos para estudiantes, la única opción planteada por el estado eran las becas que concedían las administraciones públicas.

Pero las becas tienen bastantes limitaciones y no todo el mundo tiene derecho a una.

Por esa razón, muchos jóvenes recurren a estos préstamos que pueden funcionar mediante distintas modalidades.

  • Préstamos con períodos prolongados de carencia: la idea es que el estudiante no pague nada hasta que acabe la carrera y encuentre trabajo. Entonces empezará a devolver el préstamo..
  • Préstamos con condiciones preferentes, pero sin carencia: desde que se contrata el préstamo hay que empezar a devolver las cuotas mensuales. En estos casos o bien el estudiante cuenta con ayuda de sus padres para ir pagando el préstamo, o se busca un trabajo compatible con sus estudios para hacer frente a las cuotas.
  • Préstamos estudiantiles con aval paterno: en este caso, si el estudiante no paga el crédito, tendrá que hacerlo el padre que avala la operación. 

Préstamos para jóvenes sin empleo

Con el precedente de los préstamos estudiantiles, muchas compañías fintech están empezando a lanzar otros formatos de financiación destinados a los jóvenes, aunque no se dirijan al pago de sus gastos universitarios.

Los préstamos para jóvenes sin empleo son pequeños créditos que una entidad financiera concede a un joven, incluso aunque no tenga trabajo.

Mientras que los préstamos más habituales siempre tienen como requisito imprescindible que el prestatario aporte una nómina y un contrato fijo, en el caso de estos préstamos jóvenes no es necesario que el solicitante tenga un trabajo. Tan solo basta con demostrar una mínima solvencia. 

Este tipo de préstamos están pensados para cubrir necesidades de poco valor económico como el arreglo de un ordenador o un viaje de fin de semana.

Los créditos para jóvenes son bastante cómodos porque nunca se hacen sobre grandes cantidades. Por ese motivo, el dinero se devuelve en poco tiempo y de una sola vez, al igual que sucede con los microcréditos.

En caso de que la cantidad sea algo más alta, puedes fijar un plazo de devolución más largo, pero siempre dependiendo de las condiciones específicas que plantee cada financiera.

Préstamos sin intereses para jóvenes

Las fintech que reseñamos en Dinero Rápido tienen una política comercial bastante agresiva, ya que su rentabilidad se basa sobre todo en generar un mayor volumen de negocio, para compensar la disminución en los márgenes de cada operación.

Con la idea de atraer a nuevos clientes, en muchas ocasiones hacen ofertas en las que el primer crédito que solicites te saldrá gratis, sin que tengas que pagar intereses.

Lo que debes hacer, si quieres pedir un crédito sin pagar intereses, es buscar en nuestro ranking para ver cuáles son las fintech que tienen la costumbre de atraer nuevos clientes con ofertas de este tipo.

Requisitos para solicitar este tipo de préstamos

Lo primero que debes tener en cuenta es que las financieras que encontrarás en nuestro ranking pretenden solucionar tus problemas, pero no están dispuestas a perder dinero.

Por eso, todas ellas tienen fijados unos criterios para aprobar o denegar una operación.

A grandes rasgos, podemos decir que los requisitos genéricos son:

  • Ser mayor de edad: como mínimo, debes tener 18 años para solicitar dinero a crédito. Además, en algunos casos, estos créditos jóvenes pueden estar limitados a mayores de 21 años, Así que fíjate bien en las condiciones específicas de cada entidad.
  • Tener residencia en España: no importa tanto que seas español o extranjero. Lo único que es imprescindible es que tengas residencias legal en España. Siempre te pedirán un documento como el DNI o el NIE para comprobar que vives legalmente en España.
  • Ser titular de una cuenta bancaria: tienes que disponer de una cuenta bancaria a tu nombre, en la que ingresarán el dinero que pidas prestado.
  • Tener un teléfono móvil: el teléfono móvil es necesario no solo para poderte localizar si surgiese un problema, sino también para firmar online el contrato de préstamo mediante los códigos que te enviarán por SMS.
  • Disponer de ingresos regulares: como la cantidad del préstamo es pequeña, no te van a pedir muchos ingresos; pero todas las financieras van a estudiar tu solvencia económica. Tendrás que demostrar que dispones de algunos ingresos como pensiones, subsidios, becas… que te permitan devolver el préstamo.

Ventajas de pedir un préstamo joven

Si te encuentras en algún apuro económico o quieres darte algún caprichito, recurrir a un préstamo joven es una solución muy cómoda y satisfactoria, que te permitirá hacer frente al gasto con desahogo.

Estas son algunas de las ventajas de este tipo de créditos:

  • Tramitación online: toda la gestión se hace a través de Internet, con lo que te evitas muchos viajes al banco.
  • No tienes que dar explicaciones: nadie te va a preguntar para qué vas a usar el dinero ni te van a pedir cuentas, ya que no tienes que hablar con un comercial. La solicitud la presentas desde casa, sentado delante del ordenador o con tu tablet.
  • Proceso ágil y rápido: como el sistema de gestión se ha automatizado por completo, desde que haces la solicitud hasta que tienes el dinero en tu cuenta apenas transcurren unas pocas horas.
  • Reducción de papeleos: al contrario que con los préstamos bancarios, este tipo de créditos se agilizan porque no piden tanta documentación y todo se envía a través de Internet.
  • Flexibilidad: puedes solicitar importes pequeños y elegir el plazo de devolución que más cómodo te resulte. Este tipo de créditos se adaptan como un guante a tus necesidades.
  • La seguridad de la operación es total: las fintech que vas a encontrar en este ranking son empresas serias, con procesos de gestión optimizados y tecnologías punteras. Además, la privacidad a lo largo del proceso está garantizada en todo momento y la seguridad de la transacción es máxima.

Documentación requerida para pedir un préstamo para jóvenes

Si vas a pedir un crédito para jóvenes debes tener en cuenta que, en general, te van a solicitar los siguientes documentos:

  • DNI o NIE: tienes que remitir una copia escaneada de tu documento de identidad.
  • Titularidad de la cuenta corriente: generalmente te pedirán que te autentiques en tu banca online para que no tengas que enviar un certificado de titularidad del banco.
  • Justificante de ingresos: de algún modo deberás demostrarle al prestamista que dispones de recursos suficientes como para devolver el préstamo. Aunque no es necesario que tengas una nómina, si que deberás enviar algún documento que demuestre que recibes pensiones, subsidios, rentas, becas…

Otros documentos que pueden ser necesarios: si no puedes demostrar ingresos suficientes, tal vez te pidan el aval de tus padres. En ese caso también tendrías que aportar la misma documentación. Además, en algunos casos podría ser necesario entregar la declaración de la renta, si es la única forma de justificar los ingresos. Aunque es menos habitual, también podrían solicitarte un PDF con las escrituras de algún bien a tu nombre o con la documentación de un coche de tu propiedad.

Últimas publicaciones

Opiniones

Contante
Sarai Arcos Les puedo asegurar que es seguro Contante. Llevo ya un año utilizando esta plataforma digital y les puedo decir que ha sido que me ayudado a resolver inconvenientes financieros inesperados.
Contante
Samuel Martinez Con Contante conseguí una gran ayuda para mi familia y para mi, solicité un crédito personal y en tan solo horas ya lo tenía en mi cuenta, es una plataforma confiable.
Contante
Mariela Uterro Hace tres meses me afilié a Contante en busca de una mayor protección económica para resolver mis inconvenientes financieros, y lo he logrado. Os recomiendo este increíble servicio que puede sacarte de un apuro
Opiniones →

Aviso de Cookies

Este sitio utiliza Cookies para mejorar la navegación por el mismo, si sigues navegando por el sitio aceptas el uso de las mismas.

ACEPTAR Leer más